viernes, 2 de marzo de 2012

El cuento número trece- Diane Setterfield



Editorial: Lumen (con acuerdo de Random House Mondadori)
Autor: Diana Setterfield
Páginas: 479
Año de publicación: 2007

El cuento número trece es el debut de su autora. Y un debut que ha sido todo un éxito desde su publicación. Lo primero que llama la atención es su portada, por supuesto, pero especialmente el resumen que está en la parte de atrás. Y es que, para cualquier lector empedernido como yo, un libro que habla sobre libros siempre pica curiosidad.

El cuento número trece es de esas novelas que parecen influenciadas por los clásicos, con ese aire romántico y el estilo de "vieja escuela" que a tantos (me incluyo) nos gusta. La autora claramente ha hecho con esta historia un homenaje a los clásicos literarios, especialmente Jane Eyre y Cumbres Borrascosas, pero impregnando su estilo de una forma excepcional.

Vamos a la historia....

El libro está narrado por la protagonista, Margaret, quien vive con su padre y trabaja con este en la tienda de libros que regenta. La protagonista ha vivido toda su vida entre libros y les tiene un amor ilimitado. Un día, Margaret recibe una carta de Vida Winter, una de las novelistas más exitosas del mundo. En ella, Vida Winter le pide que vaya a su casa para que escriba sus memorias.

Lo curioso es que la escritora siempre ha mentido sobre su pasado y nadie sabe nada de su vida, lo que la ha mantenido sumida siempre en el más hondo misterio. Por otra parte, Margaret jamás había leído un libro de ella, pues prefería los libros de los novelistas muertos, por lo que un día decide leer una de las últimas novelas de Vida Winter para conocerla mejor. Un libro titulado Los trece Cuentos (y el cual su padre atesoraba entre sus libros valiosos, ya era una edición bastante codiciada por coleccionistas)

Fascinada tras la lectura, Margaret decide ir a la casa de la vieja escritora. Una vez allí, y sabiendo la fama de "mentirosa" que tiene la mujer, Margaret le pide que le cuente la verdad. Así nos adentramos entonces en la fascinante vida de Vida Winter y el misterio de cuento número trece....

Sobre el libro...

La novela está estructurada en dos tiempos, alternando entre ambos cada ciertos capítulos. En el primer espacio temporal tenemos a Magaret, con sus propios problemas y un pasado que la atormenta desde niña, y en el segundo espacio temporal tenemos a Vida Winter, narrando su vida cada vez que cita a Margaret en la biblioteca para continuar donde habían quedado. Eso es lo más interesante de la obra, porque la autora le ha dado a ambas una profundidad psicológica bastante interesante.


Todo va siendo revelado de a poco, tanto los secretos de Margaret como de la escritora, y empiezas después a darte cuenta de la gran similitud que hay entre ambas, quienes, aunque se tratan con distancia al principio, poco a poco, y a medida que desgranan sus recuerdos, empiezan a sentir aprecio  y respeto hacia la otra.

Tenemos, por otra parte, una riqueza de descripciones, pero el libro jamás se hace pesado. Si hay algo que destacar es la fluidez con que está escrito, aun cuando muchas veces es bastante descriptivo. Los personajes principales también están bien trazados, especialmente Margaret y Winter, resultando ambas muy humanas y realistas, además de tener bien marcadas sus personalidades.

El libro tiene muchas alusiones literarias, y notas casi desde la primera página que es ese tipo de historia que la autora siempre quiso escribir. Creo que lo que más me gustó es la forma en como ella va encajando cada pieza y como los desarrolla al final. Tengo una debilidad especial por las novelas donde la historia principal va destapando más historias pequeñas. ¡Me devoro esos libros!

Otra cosa que destaco es la coherencia con que la autora ha armado todo, incluso en las partes más surrealistas. En ningún momento te detienes a cuestionarte sobre la verosimilitud de algo, ya que es una lectura que te absorbe y te atrapa hasta la última página por la cantidad de misterios que van apareciendo en torno a las vidas de ambas mujeres.

Sobre los personajes...

Margaret, la protagonista, es un personaje peculiar. No a todos los lectores podría caerles bien, ya que posee una personalidad sombría y algo apática, en momentos insensible. Al haberse criado sola en una casa llena de libros y el escaso afecto de su madre, Margaret creció siendo una niña introvertida, ligada a su mundo. Sin embargo, es una joven con carácter y muy sincera, amante absoluta de las buenas historias. Hay escenas en las que te conmueve y otras en las que te sorprende. Es, en definitiva, un personaje complejo lleno de trabas, no hecho para agradar a todo el mundo, pero con la que es bastante fácil identificarse.

Vida Winter es la contracara de Margaret. Una escritora algo egocéntrica, de fuerte carácter y con mucho amor por los libros. Siempre ha rehuido la verdad, especialmente la que tiene relación con ella. Vida Winter ni siquiera es su verdadero nombre, y la mayor parte de su vida se ha refugiado en las historias que escribe para huir del pasado.

En la novela ella está enferma, y es la razón por la que decide contratar a Margaret. Sin embargo, también te das cuenta de que en el fondo necesitaba contarle la verdad a alguien, ya que su historia era un veneno que había cargo por mucho tiempo y que, aunque lo negara, aun le hería.

El lazo que une a ambas mujeres es peculiar y tiene relación con la "hermandad". Para ser más específico, la relación de hermanas gemelas. Pero no voy a contar más para no arruinar la reseña.

Quiero destacar también a personajes secundarios como Hester, la mujer que aparece en la infancia de la escritora, y a Aurelius, un hombre que Margaret conoce en sus paseos por el pueblo donde vive Vida Winter y que será una pieza fundamental en la historia.

En fin. El libro se disfruta, se paladea. Tiene una prosa delicada y personajes muy humanos, con una historia familiar que te va sorprendiendo página a página. Yo realmente lo recomiendo. El cuento número trece es de esas novelas que son para recordarlas... y releerlas.

Mi valoración: Excelente


Lo mejor: la historia de Vida Winter y su desenlace final, además de como la autora logra encajar cada pieza de manera magistral.

Lo peor: te quedas con ganas de saber más sobre el pasado de Margaret.

Primer párrafo del libro:

"Era noviembre. Aunque todavía no era tarde, el cielo estaba oscuro cuando doblé por Laundress Passage. Papá había terminado el trabajo del día, apagado las luces de la tienda y cerrado los póstigos; no obstante, para que yo no entrara a casa a oscuras, había dejado encendida la luz de la escalera que subía hasta el piso. A través del cristal de la puerta un rectángulo blanquecino de luz se proyectaba sobre la acera húmeda, y fue mientras me hallaba en ese rectángulo, a punto de dar vuelta a la llave en la cerradura, cuando vi la carta"

Diálogo destacable:


"_Pero su carrera... las historias...
  _Cuando no somos nada, inventamos. Llenamos un vacío"


Frase destacable: 


"El silencio no es el entorno natural para las historias. Las historias necesitan palabras. Sin ellas palidecen, enferman y mueren. Y luego te persiguen"

12 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu reseña, es muy completa, lei este libro hace un par de años y me encantó, la historia engancha y no puedes dejarlo hasta el final
    besos

    ResponderEliminar
  2. Cuando supe de este libro, quise comprarlo, pero por algún motivo nunca lo hice. Cada vez que he leído una reseña sobre él, siempre ha sido en positivo y ahora, tras leer la tuya, tan completa y sugerente, no me va a quedar otra que apuntármelo para hacerme con él a la primera ocasión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Un libro sin duda alguna imprescindible para todos los amantes a la buena prosa y a las historias bien tejida. Muy buena reseña a sido leerla y recordar lo q me provocaba hace 1 año leyendo ese libro y darme ganas de lermelo por cuarta vez :)

    ResponderEliminar
  4. @Tatty: Me alegra que te haya gustado la reseña. La verdad es que es un libro que realmente es difícil de soltar una vez que te sumerges en él.

    Saludos y gracias por comentar.

    @Kayena: ¿qué esperas para obtenerlo? :D Me alegro que esta reseña te haya animado a comprártelo, la verdad es que te lo recomiendo mucho, pues su prosa es preciosa y la historia muy bien lograda.

    Un saludo y gracias por comentar!

    Feanor: ¿por cuarta vez? Pues te lo has leído más veces que yo xD Que bueno que te haya gustado, y con comentarios como los tuyos comprobar que es una historia que ha seducido a muchos lectores.

    Saludos y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  5. Cuánto me apetece este libro, hace mucho tiempo que me lo recomendaron, y cada vez que leo una reseña como la tuya me entran más ganas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues realmente te animo a que te lo consigas, y además no es caro. A mi me pareció barato, y la historia vale muchísimo la pena.

      Un abrazo para ti también, Blanca! ^^

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. A mi me ha gustado mucho, es una lectura que merece la pena...

    http://sumergidaenlibros.blogspot.com.es/

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Un día paseando entré a una librería, mi intención no era la de comprar algún libro, sólo curiosidad por ver las portadas de los libros que habían en los estantes de esa librería y casualmente, lo encontré: El cuento número trece... Lo tomé y al tenerlo entre mis manos tuve la sensación de que ese libro había sido mío alguna vez y por alguna razón lo había perdido. Sentí una gran emoción y entonces decidí adquirirlo, era el único ejemplar que quedaba, más casualidad aún. Fue extraño, porque es un libro joven. Así que cuando lo comencé a leer, fue más emocionante. Me sentí tan identificada con la manera tan apasionada de la narración que le dí una definición: Apasionadamente literaria.

    La lectura es descriptiva, pero no es pesada (como suele pasar en algunos casos), es muy fluida, te mantiene atrapado y quieres seguir leyendo. Me concentré tanto en la narración del libro que en algunos momentos llegué a sentir que el libro había sido escrito por mi (con el respeto que se merece la autora).

    Es una excelente obra, que volvería a leer con todo gusto.

    Lo recomiendo.
    (aavila)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa historia, muchas gracias por compartirla! Yo sentí algo parecido a ti: cuando lo tomé entre mis manos, supe que debía leer a toda costa esa historia.

      Y por supuesto, es un libro de esos para releer =)

      Eliminar
  9. Exactamente, para releer

    ResponderEliminar
  10. Hola,acabo de terminarlo ahora mismo....curioso,lo compré hace 5 años y lo dejé medio abandonado en una estantería de casa...haciendo limpieza lo recuperé y me puse a leerlo...en 4días lo devoré...ya tengo lista de espera de amigos para pasárselo!!!me encantó!!!

    ResponderEliminar

Comentarios Indiscretos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...